Forma y volumen, Obra gráfica

Piel d’Cebolla. Colección Cerradura

Otra propuesta para el proyecto de Espacio Valverde Colección Cerradura. Fabrique su propia obra, en esta ocasión de Elena Alonso: …de cuerpo extraño. Siguiendo las indicaciones de Elena Alonso, mi realización es este artefacto —entre el collage y la escultura— hecho con pulpa de papel reciclado, pieles de cebolla, pintura acrílica, cera y madera. Su título Piel d’Cebolla muestra su asombro.

Colección Cerradura: Arturo Ledrado, 2020. Piel d’Cebolla muestra su asombro  [pulpa de papel, piel de cebolla, cera, acrílico y madera a partir de una propuesta de Elena Alonso para Espacio Valverde]. 23 x 17 x 3 cm. (catálogo VOL-005). Ejemplar único.

Estándar
Forma y volumen, Fotografía

In God We Trust…Maybe. Colección Cerradura

En época de pandemia y confinamiento, han surgido muchos proyectos artísticos colaborativos. Uno de los más atractivos es el de Espacio Valverde, la galería que dirigen Asela Pérez Becerril y Jacobo Fitz-James Stuart. El proyecto lleva como título Colección Cerradura. Fabrique su propia obra, y se explica así: “Con la voluntad de aliviar vuestro confinamiento os proponemos una colección de obras de arte que si bien han sido ideadas por artistas de Espacio Valverde han de ser realizadas, producidas y terminadas en casa con vuestras propias manos (y las de vuestros hijos, si procede)”.

A partir de la propuesta de Juan Barte, mi realización es esta fotografía a la que he denominado In God We Trust… Maybe, en la que he utilizado una cerámica que tengo a medio terminar.

Colección Cerradura: Arturo Ledrado, 2020. In God We Trust… Maybe [fotografía a partir de una propuesta de Juan Barte para Espacio Valverde].

Estándar
Letras, Obra gráfica

Aute de noche, con nocturnidad y calevosía

En 1995, el editor y escritor Luis Felipe Comendador me propuso ilustrar tres poemas de Luis Eduardo Aute, con la idea de publicar los textos y los dibujos en una nueva entrega de la colección de hojas de poesía El árbol espiral. Los poemas de Aute eran, al mismo tiempo, las letras de algunas canciones que el cantautor escribió para su álbum Alevosía, publicado ese mismo año, y que no tuvieron cabida en la edición final del disco. Así surgió esta publicación, hace ya nueve mil ciento y treinta días —veinticinco años— que han tenido, como manda la tradición y las buenas costumbres, sus correspondientes noches. Como hoy mismo, al día le sucederá la noche:

Aquí está, de nuevo aquí,
recusadora y amenazante,
la noche,
con nocturnidad
y calevosía.

Estándar