Letras

Muy despacio se muere el corazón

En la pared anida 
la tarde oscura. Nada 
visible late, rueda. 
Callan el mar y el campo. 

Muy despacio se mueve 
el corazón, señala 
las horas de la noche. 
Lucen altas estrellas. 

Vive por él un muerto 
que ya no tiene rostro; 
bajo la tierra yace, 
como el vivo, esperando.

Francisco Brines (1932-2021), de El reloj y la muerte, en Palabras a la oscuridad
Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.